Cloud Computing

19 Oct 2017

Computación en la nube

El cloud computing ya no es una moda sino una realidad

En sólo unos pocos años, el cloud computing ha dejado de ser un modelo experimental para convertirse en una plataforma esencial para la Tecnología de la Información (TI) de las empresas. Pero en realidad, acabamos solo de intuir alguno de los beneficios que este modelo puede proporcionar. Las empresas que primero entiendan estas ventajas darán un salto cualitativo por encima de sus competidores.

Cada vez más, las compañías líderes en sus mercados están migrando sus aplicaciones al modelo cloud computing para ser capaces de seguir siendo competitivos. Exploran qué otras aplicaciones se pueden “llevar” a la nube para transformar sus operaciones internas y reinventar sus productos, sus servicios y la relación con sus clientes.

La aceptación del cloud está sedimentada en los círculos de TI. Casi la mitad de todas las respuestas de un reciente estudio realizado por IBM con los CIOs de numerosas compañías apuntaban que evaluarían antes opciones de cloud que las tradicionales a la hora de hacer nuevas inversiones de tecnología. Y no se trata sólo de las grandes compañías. Casi el 67% de las compañías pequeñas preguntadas había adoptado alguna modalidad de cloud computing.

Esta tendencia continuará ya que la nube abre oportunidades para sacar más provecho a toda la información del negocio, de las operaciones y de los clientes y para conseguir aprovecharse verdaderamente de las ventajas de la movilidad. La nube es una manera de ser efectivo en costes y flexible en el modo de desarrollar el negocio. Su mayor factor diferenciador es su capacidad de hacer cambios dinámicamente, lo cual lo hace muy interesante para los entornos más dinámicos, como pueden ser los entornos de desarrollo y pruebas, que están sometidos a cambios continuos, o aquellos en los que la demanda puede crecer y reducirse rápidamente.

Volver atrás